cirugia oral

Somos especialistas en cirugía bucal y para ello contamos con cirujanos titulados con máster oficial.

Su formación y experiencia permiten que puedan llevar a cabo tratamientos especializados de gran complejidad.

¿Quieres obtener más información sobre este tratamiento?

La cirugía bucal o dental es una especialidad de la odontología que tiene como finalidad tratar quirúrgicamente las enfermedades o defectos de los dientes y las encías, siendo los tratamientos más frecuentes injertos de encía, extracciones de muelas del juicio, fenestraciones de caninos, gingivectomías etc.

Es un acto quirúrgico mediante el cual se realiza la avulsión o extracción de un diente o porción del mismo de su alveolo con el menor trauma posible.

Nuestros dentistas aconsejan que la visita al ortodoncista se realice a los seis años de edad, ya que numerosas  patologías relacionadas con la ortodoncia tienen un tratamiento más sencillo si se tratan a una edad más temprana.

Las exodoncias complejas son aquellas que presentan alguna dificultad que convierten la exodoncia convencional en una extracción con exigencia de medios especiales: médicos, farmacológicos, técnicos o de cualquier otro tipo. En la mayoría de los casos, se traducen en la realización de una exodoncia quirúrgica.

Los dientes incluidos son aquellos que no han erupcionado durante el periodo habitual y se encuentran en el interior del hueso maxilar a pesar de estar totalmente formados.

Las inclusiones dentales más frecuentes son las de las muelas del juicio tanto superiores como inferiores y las de los caninos superiores.

Los torus son unas protuberancias formadas por tejido óseo. De forma general cursan sin ninguna sintomatología. Se pueden dar en el paladar (torus palatino) o en la mandíbula (torus mandibular). Son más frecuentes en la zona interior de la mandíbula a nivel de los premolares.

Generalmente se dan sobre la segunda o tercera década de la vida y aumentan su tamaño lentamente con el paso de los años.

Es un pequeño quiste de textura blanda que aparece en la encía o en cualquier tejido blando de la boca. En ocasiones puede sangrar y ser doloroso.

Generalmente, es de carácter benigno, sin embargo, una vez diagnosticado, es necesario que sea revisado por el odontólogo, debido a que puede crecer rápidamente y convertirse en un tumor maligno.

El tratamiento de elección es extirparlo. Excepto el épulis del embarazo que suele desaparecer tras el parto.

Actualmente se considera la exéresis con láser como el procedimiento más adecuado debido a su efecto de buena y rápida coagulación intraoperatoria.

Es un tratamiento quirúrgico periodontal cuyo fin es contornear la encía e incluso el hueso, que están alrededor de una pieza dental para que quede más expuesta y pueda ser tratada.

Este procedimiento permite incrementar la longitud de la corona.

El frenillo de la boca es un tejido que une una parte fija de la anatomía con otra que tiene movimiento como la lengua o el labio. En ocasiones se dan ciertas anomalías que pueden generar problemas relacionados con alteración de la posición correcta de los dientes, pronunciación o deglución.

El tratamiento ideal es la frenectomía. Consiste en una intervención quirúrgica, mínimamente invasiva, que permite la extirpación del frenillo.

Es un procedimiento quirúrgico a través del cual se realiza la extirpación de un quiste (lesión benigna) con sellado posterior de la herida.

El tratamiento para extirpar un quiste dental, es diferente en cada caso, ya que hay que tener en cuenta origen, tamaño, estado del diente, extensión de la zona afectada etc.

Es una intervención quirúrgica mediante la cual se trata un proceso infeccioso en la raíz del diente. Consiste en la resección quirúrgica por vía transmaxilar de un foco periapical y del ápice dentario.

Es el procedimiento quirúrgico mediante el cual se realiza una abertura en el hueso. Es utilizada mayoritariamente en ortodoncia, cuando existe un diente incluido; es decir, una pieza que no ha llegado a erupcionar y ha quedado incluida en el hueso.