estetica y blanqueamientos

¿Tienes manchas de café o tabaco?, ¿No te gusta tu sonrisa?

Gracias a nuestros profesionales en odontología estética  conseguiremos los mejores resultados para luzcas una bonita y saludable sonrisa.

¿Quieres obtener más información sobre este tratamiento?

Con el paso de los años los dientes pueden ir perdiendo su blanco original, esto es debido a causas intrínsecas o extrínsecas.

Las tinciones o manchas extrínsecas son aquellas alteraciones del color que se dan en la superficie externa del diente. Son debidas principalmente a:

  • Tabaco.
  • Café.
  • Bebidas (vino, té…)
  • Mala higiene.
  • Disminución de la secreción salival.
  • Determinados fármacos.

Las tinciones o manchas intrínsecas se dan en el interior del diente. La tinción se desarrolla por la incorporación del pigmento en esta estructura. Pueden darse debido a:

  • Traumatismos.
  • Caries dentales.
  • Envejecimiento.
  • Fármacos entre los que destacan las tetraciclinas.

Es un procedimiento a través del cual se aclara el color de los dientes, obteniendo resultados de manera rápida.

En nuestra clínica dental ofrecemos unos resultados espectaculares, supervisados por especialistas en estética dental. Contamos con un sistema de blanqueamiento que aclara las sonrisas de nuestros pacientes de forma segura y eficaz con opciones personalizadas que se adaptan a los niveles individuales de sensibilidad y manchas.

En la actualidad existen dos tipos de tratamientos destinados a blanquear los dientes:

  • Blanqueamiento dental clínico: se realiza en la consulta dental.
  • Blanqueamiento dental ambulatorio o domiciliario: consiste en la aplicación de un gel blanqueador en unas férulas realizadas a medida de la boca del paciente que deberá llevar en casa, para lo cual es esencial la colaboración del paciente.

A pesar de considerarse un procedimiento que no tiene efectos secundarios perjudiciales, tiene una serie de restricciones. No deberían someterse a un blanqueamiento dental:

  • Menores de 18 años de edad.
  • Embarazadas.
  • Pacientes con hipersensibilidad dental.
  • Pacientes que carezcan de salud bucodental.

Esta es una de las cuestiones que más preocupan a las personas que quieren hacerse un tratamiento de blanqueamiento.

El esmalte permanece inalterado tras el tratamiento, no se dañará en absoluto tras el blanqueamiento dental. Un buen diagnóstico, seguido del protocolo que llevamos a cabo evitará esta circunstancia.

El tratamiento que realizamos en nuestra clínica dental por parte del especialista en odontología estética, es totalmente indoloro. Es una opción segura, eficaz y fiable.

No, el tono de los empaste no tendrá ninguna variación de color tras el tratamiento. Si los empastes se encuentran en un sector estético de la boca, sería conveniente cambiarlos al finalizar el tratamiento.

No, para someterse a un blanqueamiento dental es imprescindible tener una boca sana, con ausencia de caries, inflamación de las encías o sensibilidad.

De forma inmediata, tras la primera sesión en clínica Lendínez Vega ofrecemos grandes resultados, consiguiendo una sonrisa más joven y luminosa.

Para garantizar la efectividad y duración del blanqueamiento dental es importante seguir algunas pautas. Lo fundamental es mantener una correcta higiene dental diaria. También conviene restringir el consumo de bebidas y alimentos cromógenos, tales como café, té, vino tinto, bebidas de cola, espinacas, frambuesas, azafrán, etc.

Son uno de los tratamientos más demandados dentro de la odontología estética. Se trata de unas finas láminas hechas a medida para cada paciente que se fijan sobre la superficie de los dientes, proporcionando grandes resultados estéticos.

Son el tratamiento perfecto cuando queremos incrementar la belleza natural de los dientes.

  • Aclarar y unificar el tono de los dientes.
  • Mejorar forma de los dientes.
  • Modificar tamaño y posición de las piezas dentales.
  • Alargar dientes cortos, desgastados o astillados.
  • Cerrar espacios de piezas dentales separadas.

Existen diversos materiales con los que se pueden realizar carillas, cuyo objetivo es mejorar la estética dental. En función de las necesidades de cada paciente y con un estudio previo del caso, el profesional determina el tipo de material adecuado.

  • Carillas de porcelana: aportan estética, calidad y duración.
  • Carillas de composite: ofrecen un buen resultado estético pero son menos duraderas que las de porcelana debido al material que las componen.

Lo son en los siguientes casos:

  • El paciente quiere mejorar su estética dental pero no quiere someterse a un tratamiento ortodóncico.
  • No le gusta el tamaño, forma o color de sus dientes.
  • Precisa una solución rápida.
  • Problemas de oclusión.
  • Mal posición muy severas de piezas dentales.
  • Mala Higiene.
  • Bruxismo (severo).

Las carillas se adhieren al diente mediante un proceso físico-químico llamado fusión, por lo que no es fácil que se despeguen.

Hay que tener una serie de precauciones al igual que con los dientes naturales. Se debe evitar morder alimentos muy duros como marisco, frutos secos, hielo, caramelos duros…

Es una técnica odontológica que tiene como fin eliminar pequeñas cantidades de esmalte de las piezas dentales para modificar su forma, superficie o longitud. Suele realizarse fundamentalmente en incisivos y caninos superiores. Este pequeño retoque puede crear cambios espectaculares en tu sonrisa.

  • Para corregir problemas leves de alineación y oclusión.
  • Dientes con pequeñas roturas.
  • Contorneado dental tras un tratamiento de ortodoncia, para conseguir una sonrisa aún más estética.
  • Dientes cortos.
  • Sonrisa gingival.
  • Dientes desgastados por bruxismo.
  • Diagnóstico.
  • Ejecución: se realizan los desgastes planificados mediante fresas dentales que liman los dientes ligeramente. Una vez conseguida la forma deseada se procede a un pulido con una pasta de diamante para aportar brillo natural.

Se considera un tratamiento indoloro, se realiza sin anestesia.

Las encías tienen un papel fundamental en la sonrisa. El exceso o defecto de encía puede generar alteraciones estéticas.

En los casos, en los cuales se ha retraído la encía se puede restablecer el nivel original mediante un auto injerto.

También se dan casos en los que hay un exceso de encía que cubre parte del diente ofreciendo un resultado antiestético. Se puede devolver la estética mediante un tratamiento denominado gingivectomía.

Existen cuatro tratamientos posibles para las encías: frenectomía, gingivoplastia, gingivectomía y microabrasión.